Buitres rapaces maldicen mi suerte, pero yo sigo marchando hacia el frente


Buitres a la espera
de mi caída están
rondando sobrevuelan
mi andar desde lo alto
cobardemente

Con asperos graznidos
ruegan al Dios rapaz
puedan la carne mía
ya sin vida devorarse
y hartar sus vientres

Buitres rapaces maldicen mi suerte
pero yo sigo marchando hacia el frente
sin más que razón por motivo
y con verdad en soledad
mi destino llevo por el rumbo esquivo

Siguiendo el rastro dejado por quienes
no se entregaron como tantos suelen
quienes jamás negociaron mentiras
por complacer al botón, al ortiva,
al carnero o al vigía

Razón es gran motivo
verdad es soledad
los buitres enemigos
un castigo que he ganado
y no lamento

El rastro con que guío
los pasos de mi andar
son del modelo vivo
que persigo por lo grande
del sentimiento

Por eso sigo marchando hacia el frente
mientras los buitres maldicen mi suerte
sin más que razón por motivo
y con verdad en soledad
mi destino llevo por el rumbo esquivo.

Buitres, Mundo guanaco, 1995.


1 comentario:

almatibia dijo...

ricardo iorio y sus canciones del alma siempre un grande