Todo es en vano si no hay amor

Todo es en vano si no hay amor. Cantar esa frase me ha nacido recordar un grato momento vivido, apagar mis sedes con un suspiro.
Todo es en vano si no hay amor; desde el artista hasta su contratador, desde el agente al comisario, desde el maestro a su alumnado, desde los padres hasta sus hijos, desde el predicador hacia sus fieles, desde el curador hasta el paciente. Y todo lo que humanamente pueda ser.

Todo es en vano si no hay amor, Ultimando, 2003.

2 comentarios:

G.A.B.O. dijo...

Que temon por dios !!! Aguante Iorio CARAJO !!!

Guillermo Ruibal dijo...

Invaluables enseñanzas las de Ricardo. Cada mañana, antes de salir a enfrentar la lucha diaria, leo este blog, y luego voy empuñando sus palabras, como si fueran un facón.